lunes, 1 de diciembre de 2014

Detrás de la Razón - EEUU en llamas


Aunque así lo insistan algunos, la absolución del policía de raza blanca Darren Wilson, por parte de un gran jurado, no es un caso aislado. Cuando Wilson asesinó a tiros al joven afroamericano Michael Brown, el hecho se convirtió en un capítulo más de una obra; la misma tiene las páginas teñidas en sangre.

Desde los infames años del Ku Klux Klan y la segregación racial -con sus atroces consecuencias- hasta los recientes disturbios en Ferguson Missouri, el fantasma de la discriminación racial sigue presente en el sistema policial y judicial estadounidense.

A pesar de tener un presidente afroamericano, la nación que ¨hace de custodio¨ de los derechos humanos (DDHH), en el mundo, parece tener serios problemas con respecto al tema, en casa propia.

Es así que la problemática estadounidense de los derechos humanos puede analizarse a partir de tres variables: racismo, militarización de las fuerzas policiales y el culto a las armas. De modo que cuando la ciudadanía sale a las calles a incendiar vehículos y comercios, no se trata de una simple catársis de parte de un grupo de individuos antisociales.

Al contrario, es evidencia de un malestar generalizado que entra en conflicto con el status quo; es la voz de una ciudadanía harta de la injusticia socioeconómica, de la discriminación y del atropello de unas autoridades paramilitares que se encuentran al servicio de patrones corporativos.

Es aquí donde los intereses de los productores de armas ingresan en la escena. Y es que para estos ¨mercaderes de la muerte¨ es mucho más conveniente que los estadounidenses se sigan matando los unos a los otros. No importa si aquello es parte de crímenes judiciales o extrajudiciales.


¡Suscíbete a HispanTV!
https://www.youtube.com/use/hispantv?...

Fuente:Youtube.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada